traslator

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

jueves, noviembre 22, 2012

miedo

Aún recuerdo esa conversación donde me preguntaron ¿a qué le tienes miedo?. Fué hace algunos años y yo atiné a decir: a las arañas. Obviamente eso no era lo que deseaban saber, pero estoy acostumbrada a que mi respuesta real no agrade. No digo que sea irreal mi miedo por las arañas, pero creo que todos sabemos que ese no era el topico que estaba indagando sobre mi personalidad.

Finalmente tuve que decirlo, intenté algo más y respondí: A NADA.
Después del momento de retórica insistente dije: a la pobreza.
Obviamente a la gente no le gusta decir que a la pobreza material porque sonaría muy frívolo, entonces la siguiente pregunta de mi interlocutor fué: ¿a la pobreza espiritual? Y haciendo gala de quien soy y de que no me importe lo que los demás piensen, dije la verdad, a lo que temía realmente: la pobreza material.
Claro que - como siempre - las miradas y expresiones de los demás no se me escaparon y como si de una enfermedad terminal se tratara, terminaron  cambiando el tema.
Y mi realidad era esa, ese era mi único temor...
No le temo a la oscuridad, ni a la muerte, solo a la vida de pobreza material... bueno... eso era hasta hace unos meses.

Ultimamente he querido preguntarle a mi madre, ¿algún día dejas de sentir miedo?

Estar embarazada me enfrentó a una realidad diferente, ahora le tengo temor a muchas cosas, a ser buena madre, a no pasar mis carencias/deficiencias a mi bebé, a saber educarlo/a, a que sea en un futuro un hombre/mujer de bien, a que crezca sano/a y fuerte, a que viva una vida plena, a que no le falte nada, y a tantas y tantas cosas que al parecer es normal sentir.

Para mí no es normal... yo no le tenía miedo a nada... o casi...

13 comentarios:

A.Torrante dijo...

No es para nada un miedo del que debas avergonzarte y obviamente ahora se multiplica por dos. Por lo general, si llegaste a los 30 y pico con un cierto nivel mental e intelectual y sos más o menos frugal, dificilmente te asalte la pobreza. Hay que sí, también irse preparando para los años de 0 ingresos, pero para ese entonces tu hija/s, hijos ya te cuidarán! You wish! jajaja!

Jou McQueen dijo...

El miedo a veces es bueno. Es normal, creo, a mí me pasa lo mismo. Pero descubrirás que la satisfacción al verlo/a en seguida le gana espacio al miedo.

Un saludo.

quimeras dijo...

A.T. si, creo que ese mismo temor hace que mis acciones vayan dirigidas a buscar cierta seguridad. Por lo pronto mi hijo ya tiene una casa asegurada en el Caribe :) espero que eso sea aliciente de retribución! jajaja. Besos primo!

Jou: Intento con todo mi intelecto creerlo :) Beso!

TORO SALVAJE dijo...

Ese miedo lo tiene la mayoría de la población.
Ah, y otra cosa, los miedos con el tiempo van haciéndose más fuertes.
Es bueno que lo sepas para que estés preparada.

Besos.

quimeras dijo...

Toro: bahhh! y no me podrías haber mentido un poco???
Beso!

M. M. Elvendel dijo...

La respuesta de las arañas me parecia perfectamente razonable.

quimeras dijo...

Miranto: ps es lo que yo digo, pero no, la gente no se conforma, tal parece que aunque saben que no les va a gustar la respuesta, les encanta seguir preguntando!
Y de verdad me dan miedo las arañas! :)
Que bueno que te diste una vuelta por aquí.
Beso!

Francisco M. dijo...

Hola amig@,

Te visito porque los temas de tu blog me resultan interesantes y útiles para mi propio aprendizaje en lo personal.

Te agrego a mi lista de blogs útiles, y si te apetece, puedes visitarme
en felicidadenlavida

Un fuerte abrazo y espero nuevos temas, para continuar disfrutando de la lectura;
Francisco M.

TORO SALVAJE dijo...

No puedo mentirte en eso.
No me lo perdonaría.

Besos.

quimeras dijo...

Francisco M:
Bienvenido al blog, me satisface saber que puede ser de utilidad.
Te visitaré.

Q.

Ginebra dijo...

El miedo convive siempre con nosotros, supongo que algunos no quieren o no saben reconocerlo, pero lo queramos o no es parte esencial de nuestra existencia. Lo malo es cuando se apodera de nosotros hasta el punto de coartar nuestros pasos, e impedirnos hacer cosas que nos favorecerían. Tus motivos actuales son normales, y dicen mucho de ti, y de la suerte que va a tener ese bebé de tener una madre como tú…
Yo, vengo a visitarte y disfrutarte una vez más, y a desearte felicidad en estos días navideños que nos llegan…cuidaros “los dos” y sé feliz mi querida amiga…
Un abrazo grande y sincero…
Muackss!!

Amanteceres dijo...

“Tal vez el mejor adorno de navidad, es una gran sonrisa.” Stephenie Meyer:
Que tu sonrisa no deje de brillar e ilumine el corazón de los que te rodean...
FELIZ NAVIDAD

quimeras dijo...

Gin: Gracias por tus lindas palabras.

Amanteceres: Mis mejores deseos!

Felicidades a las dos! Besos.

Registro

IBSN: Internet Blog Serial Number 02-10-1973-02

quieres actualizaciones en tu correo?