traslator

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

miércoles, junio 27, 2012

la vida escandalosa de los del 5


V

Jugar canasta es de las cosas más complicadas que aprendi a hacer. Incorrectamente se piensa que es un juego para ancianas, pero a menos que estas ancianas hayan aprendido a jugar veinte años antes, no creo que sea posible, tienes que estar al pendiente de todo lo que ocurre en la mesa, entre las parejas, en tu mano y en la de tu pareja de juego, contar y contar y volverte adivino, y además divertirte y tratar de no perder mucha plata. Con todo, es de los juegos que más satisfacción intelectual me han proporcionado.

Después de una divertida mano de canasta, empecé a pensar que esa noche no habría marcha, y no era que estuviera mal, la realidad es que nuestras reuniones no eran siempre sexuales y eso era lo que enriquecía nuestros encuentros.

Arthur es un hombre sumamente inteligente, culto, con mucho sentido común, iniciativa, lógica y capacidad. En broma le decíamos McGyver, porque todo lo sabia, todo lo tenía, todo lo reparaba, a toda pregunta siempre tenía una respuesta. Creía firmemente que disociar sentimientos del sexo era algo normal y aconsejable, que el amor no tenía que ver con el sexo y que no poseías a tu pareja, todos los conceptos atrayentes del mundo swinger. Ingeniero de profesión, le encantaba el cine, el teatro, era un escritor sumamente talentoso y su hobbie eran los juegos de rol. Padre pintor, bohemio, docente, circulo social intelectual. Madre ama de casa. Hijo único (consentido). Casi genio.

Tabatha era una mujer que nunca se sintió bella y sin embargo cuando se dio cuenta de la atracción que ejercía sobre el sexo opuesto la empezó a utilizar a su favor, a su conveniencia, logrando así que el sexo se volviera una herramienta de subyugación mas que de placer. Abogada por obligación, docente por necesidad, infiel por convicción. Le encantaba llamar la atención, ser el centro de las miradas y conversaciones, con voz estruendosa y miradas pícaras, con movimientos sensuales algunas veces exagerados con lo que dejaba ver su debilidad, la inseguridad que anidaba dentro de ella. Era una mujer que me cortaba el aliento al verla desnuda y sin embargo, ella no se lo creía. Para ella, ser swinger era el estilo de vida ideal aunque en el fondo siempre pensé que era la perfecta pantalla a su incapacidad de ser fiel. Madre soltera, padre muerto, hermanos varones menores, hija consentida.

John, mi querido amigo John, para entonces pasaba por un conflicto de identidad sexual, o para ser mas claros de elección entre opciones, cosa que me enteré mucho después, él se definía a sí mismo como bisexual, pero NUNCA se lo había dicho a ellos, aquí al parecer las únicas bisexuales podian ser las mujeres, o quizá era un problema de aceptación personal, el miedo lógico o tantas cosas que te bloquean para reconocerlo ante los demás, el punto es que John empezaba a traslucir que había algo en su interior que no le permitía ser el mismo de siempre. Pero ¿cómo era el mismo de siempre? John era frío, calculador, con un agudo sentido de observación, con un humor sumamente ácido, generalmente a la defensiva pero respondiendo siempre inteligente y educadamente, de las personas mas cuerdas, realistas, estoicas y coherentes que he conocido, con los pies brutalmente atados a la tierra. Familia disfuncional - como todos - padre ausente emocionalmente, hermanos conflictivos, madre chantajista.

Buena mezcla haciamos los cuatro entre gustos, habilidades y patologías, con un lugar común... el sexo.

Disfrutaba tanto el pene de Arthur, las manos de John, la piel de Tabatha, su tacto fino, su blanco tostado, sus senos enormes y firmes en mi boca, mis nalgas en sus manos y su lengua dandome placer. Nuestros aromas mezclados, saliva, sudor, gemidos... saboreaba esos recuerdos cuando escuhé un "venga! que es para hoy la tirada"... lancé la carta y sonreí.

Una vuelta más y me levanté a la cocina, pasando deliberadamente tras Arthur y rosando asi mis senos contra su espalda, él respondió de inmediato, bajando la mano que tenía sin cartas para acariciar mi pierna de pasada. Al volver a la mesa, avisé que iría al tocador y con esto me acerqué detrás de Tabatha para darle un beso al cuello, sorprendiéndola, a lo que respondió con su risa nerviosa  - no se acostumbraba a que yo fuera activa-agresiva e intentara siempre seducirla - le di una larga lamida a su nuca y me fui hacia el baño, de inmediato se levantaron Arthur y ella y me siguieron, John encendió la cámara de video y entre todos me empujaron a la regadera desvistiéndome con prisa, abri las llaves y terminaron empapados sin haberse quitado la ropa, con la única urgencia de empezar el juego que tantas ganas teníamos de jugar.

lunes, junio 18, 2012

¡Oh mar, no esperes más!

Tengo caído el sueño,
y la voz suspendida de mariposas muertas.
El corazón me sube amontonado y solo
a derrotar auroras en mis párpados.
Perdida va mi risa
por la ciudad del viento más triste y devastada.
Mi sed camina en ríos agotados y turbios,
rota y despedazándose.
Amapolas de luz, mis manos fueron fértiles
tentaciones de incendio.
Hoy, cenizas me tumban para el nido distante.
¡Oh mar, no esperes más!
Casi voy por la vida como gruta de escombros.
Ya ni el mismo silencio se detiene en mi nombre.
Inútilmente estiro mi camino sin luces.
Como muertos sin sitio se sublevan mis voces.
¡Oh mar, no esperes más!
Déjame amar tus brazos con la misma agonía
con que un día nací. Dame tu pecho azul,
y seremos por siempre el corazón del llanto?


Julia Burgos

miércoles, junio 13, 2012

todas las palabras del mundo

En una semana se puede reunir todas las palabras de amor que se han pronunciado sobre la tierra y se le puede prender fuego. Te voy a calentar con esa hoguera del amor quemado. Y también el silencio. Porque las mejores palabras del amor están entre dos gentes que no se dicen nada.
Jaime Sabines- Espero curarme de tí
*******

Después de escuchar tantas mentiras, de forma sistematica y recurrente, después de que se te han dicho todas las palabras del mundo sin la protección de la honestidad, uno creería que tener una verdad de frente sería fácil identificar, que sería como un trueno en medio de la noche, que al abrir el cielo ilumina todo de un modo extraordinario - aunque momentáneo -, para que así, tengas la seguridad irrefutable de que es una verdad lo que te están diciendo... pero no... aún sigo sin identifcarlas, y muchas, muchas veces me han pasado de largo mientras seguía pensando que eran mentiras...

*******

Recuperar de nuevo los nombres de las cosas
llamarle pan al pan, vino, llamarle al vino
al sobaco, sobaco, miserable al destino
y al que mata llamarle de una vez asesino.
Nos lo robaron todo, las palabras, el sexo
los nombres entrañables del amor y los cuerpos
la gloria de estar vivos, la crítica, la historia
pero no consiguieron robarnos la memoria.
Joaquín Sabina - Palabras como cuerpos 

lunes, junio 04, 2012

una mujer desnuda

 
Una mujer desnuda y en lo oscuro
tiene una claridad que nos alumbra
de modo que si ocurre un desconsuelo
un apagón o una noche sin luna
es conveniente y hasta imprescindible
tener a mano una mujer desnuda.

Una mujer desnuda y en lo oscuro
genera un resplandor que da confianza
entonces dominguea el almanaque
vibran en su rincón las telarañas
y los ojos felices y felinos
miran y de mirar nunca se cansan.

Una mujer desnuda y en lo oscuro
es una vocación para las manos
para los labios es casi un destino
y para el corazón un despilfarro
una mujer desnuda es un enigma
y siempre es una fiesta descifrarlo.

Una mujer desnuda y en lo oscuro
genera una luz propia y nos enciende
el cielo raso se convierte en cielo
y es una gloria no ser inocente
una mujer querida o vislumbrada
desbarata por una vez la muerte.

 Benedetti

Registro

IBSN: Internet Blog Serial Number 02-10-1973-02

quieres actualizaciones en tu correo?