traslator

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

domingo, octubre 02, 2011

No se olvida

Tlatelolco 1968 
( Jaime Sabines)
Nadie sabe el número exacto de los muertos,
ni siquiera los asesinos,
ni siquiera el criminal.
Ciertamente ya llegó a la historia
este hombre pequeño por todas partes,
incapaz de todo menos del rencor.

Tlatelolco será mencionado en los años que vienen
como no hablamos de Rio Blanco y Cananea,
pero esto fue peor,
aquí han matado al pueblo:
no eran obreros parapetados en la huelga,
eran mujeres y niños, estudiantes,
jovencitos de quince años,
una muchacha que iba al cine,
una criatura en el vientre de su madre,
todos barridos, certeramente acribillados
por la metralla del Orden y la Justicia Social.

*******

Nacidos para perder, pero no para negociar

Han pasado (43) años y como si lo trajéramos grabado en el ADN, no se olvida. Y este “No se olvida” se socializa. “No se olvida” es patrimonio nacional. No lo olvida el medio millón de estudiantes que lo vivieron ni lo olvida la nieta, que llegó a la vida 23 años después; ni Josué, que llegó al DF cuando el movimiento estudiantil se había extinguido; ni los estudiantes de CCH a quienes se lo han contado tan mal que piensan que Cueto y Mendiolea son nombres de calles que hacen esquina. Y generosamente no lo olvidan los supervivientes del movimiento ferrocarrilero del 58-59, que tendrían muchos motivos para que lo que no se olvidara fuera su gloriosa batalla, o los jaramillistas, o los electricistas del SUTERM, o los maestros de Oaxaca.



El 68 no se olvida, es patrimonio de los mexicanos que han hecho de la memoria, falsa o cierta, memoria prestada u original, un recurso de orgullo para sostener la resistencia. Resumo para mí mismo: no se olvida, porque no nos da la gana. Y porque no queremos olvidarlo. En otros países celebran las victorias, en México se celebra la honrosa derrota. En el país de la transa, el negociado tortuoso, la venta al por mayor de las nalgas y el alma, la traición como una de las bellas artes, el abandono de los principios por desidia, agotamiento o deudas múltiples de la renta, se festina la irredenta terquedad del golpeado que vuelve, una y otra vez, de la lona para ganar la gloria brevemente ante el marrano Estado que juega sucio.

Alguna vez propuse que nuestra coraza emblemática debería ser una camiseta que en la parte delantera llevaba la frase: “Nacidos para perder”, pero que en la espalda, con letras grandes, dijera: “Pero no para negociar”... 
Paco Ignacio Taibo II – Extracto sacado de 2 de Octubre no se olvida 
- La jornada – UNAM (http://www.jornada.unam.mx/2007/10/02/nota1.php)

*******

p.d. 2 de Octubre 1973 - cinco años después - nací.

4 comentarios:

Amanteceres dijo...

Impresionante texto... Una historia que no solo conmueve, también invita a reflexionar...

Felicidades por tu post.

Un beso desde mis Amanteceres.

Pitt Tristán dijo...

Emotivo recuerdo a la matanza en la Plaza de las Tres Culturas, contra esa represión, contra esos métodos gubernamentales, que también conocimos en nuestro país y que muchos estarían dispuestos a repetir. Recordemos los pasajes vergonzosos de vez en cuando porque aún así es exiguo pago para las víctimas.

El magnetista dijo...

Tenemos la obligacion de no olvidar....


un abrazo

quimeras dijo...

Amanteceres: Gracias por tu comentario. Un beso

Pitt: creo que la historia de cualquier país está teñida en sangre, lo importante es recordar para no repetir.

Magnetista: hace mucho no te vía por aquí... y si... es una obligación no olvidar.

Un beso

Registro

IBSN: Internet Blog Serial Number 02-10-1973-02

quieres actualizaciones en tu correo?