traslator

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

martes, mayo 29, 2012

¿irreal?



caminamos por la vida experimentando las consecuencias de elecciones irrefutables,
que irremediablemente dejan heridas en nuestro corazón
- de vitrina de globo -,
que exhibimos como si fueran heridas de batalla
 - y no la causal logica a nuestras patologías -
como esas cajitas de cerillo,
que miramos de vez en cuando y hasta presumimos,
como amados souvenirs que no tiramos a la basura
recuerdos de lugares y momentos mejores e irremplazables
- ilusos sin restricción estética
en un mundo que se cree que el vacío propio es irreal...



viernes, mayo 18, 2012

¿Cómo te llamas?


Saturno devorando a sus hijos
Goya
Incógnito, pasa el reloj golpeando su itinerario,
en una marcha rumbo al olvido:
se parece a tus manos que laboran,
a tus pies circunscritos a un agujero,
a tus ojos que no tienen derecho a soñar.

¡Yo insisto en quedarme!
Y mientras la piedra con su granulometría
y tenaz monopolio de memoria dura,
insonora consolida su áspero ligamento
en el basto ejercicio del concreto;
tú gritas y tiembla el mundo:
interrumpes el misterio de los palacios
y allí,
ellos consternados cierran los ojos
y expectoran en lo que tú podrías ser.

Para tu confesión con el lamento,
hay un postulado de tiros al blanco:
el estómago deshabitado de las cucharas
puede corroer los barrotes del universo,
estandarizar el oro y el cristal de las lámparas.

Y como el péndulo
que lengüetea la brisa,
para ti,
sólo hay lo que hubo:
un gran silencio
y eso es todo.

Elías Letelier


miércoles, mayo 02, 2012

La vida escandalosa de los del 5

IV

La sorpresa

No puedo negar que toda la semana pensé mucho en el siguiente sábado, hubo noches que solo tocar la cama ya estaba mojada pensando en lo que pasaría el siguiente fin de semana, y terminaba masturbándome vehementemente saboreando la anticipación.

Nada más entrar al departamento, me dijeron que debía cerrar los ojos, me pusieron una venda, me desnudaron por completo y pusieron una bata acolchada sobre mí. Tabatha se acercó por detrás y me susurró al oido: "hoy te tenemos una sorpresa". Al principio sentí ansiedad, esto de no ver me ocasiona muchos conflictos, puesto que me pone en una situación que no puedo controlar, y para mí el control - por lo menos el personal - es algo imprescindible; pero la música, el ambiente y mi imaginación hicieron que esa ansiedad se convirtiera en deseo. 

Me guiaron hasta el sillón más cercano y me dijeron que esta vez jugaríamos a ver qué tanto nos conocíamos, que tan buena percepción de la realidad teníamos y que tan bien usábamos los sentidos.

Empezaron a alternar entre tragos de distintas bebidas, me preguntaban ¿cómo sabía?, ¿qué recordaba?, ¿qué sentía?, ¿qué creía que era? Y al mismo tiempo, sentía una mano resbalar tímidamente por alguna zona erógena de mi cuerpo, para después, escuchar un sonido, alguna canción que me pedían identificar. Un sabor resbalaba entre mis labios, un olor se posaba frente a mi rostro y volvía a sentir un ligero roce en algún punto.
Empezaron a preguntarme de quién era esa mano, de quién esos dedos, de quién esa lengua que lamía desde mi boca hasta el cuello, de quién esa otra que se abría paso entre mis muslos sin llegar al centro del placer.

Con toda la mezcla de sensaciones era un poco difícil adivinar si era Tabatha o John o Arthur, solo sentía manos, muchas manos acariciándome el cuerpo, y yo, no dejaba de humedecerme, de pronto, sentí un pene que se abría paso entre mis piernas, penetraba profundo mi vagina y al mismo tiempo sentía unas manos en mis nalgas, otras en mis piernas, que las sostenían firmemente abiertas para recibir las embestidas, sentía una lengua en mi boca, otra en mis tetas, calor, sudor, las embestidas pararon y yo ya me había corrido un par de veces, me cambiaron de posición, sentí un cuerpo bajo el mío, soltaron mis manos y busqué sentir la piel bajo de mí.

No entendía, sentía unos senos que se apretaban a mí a la altura del estómago, entonces, cuando una lengua empezó a lamer toda mi vagina comprendí, bajé la cabeza y empecé a lamer también. Tabatha que me ofrecía su depilado monte de Venus para hacerla sentir el placer - que según ella - solo yo le proporcionaba, me encantaba sentir como contraía sus nalgas, cómo se mojaba entre mi boca, cómo gemía y se retorcía de placer, cuando sentí un pene dentro de mi vagina e inmediatamente después otro en mi ano, solo pegué un grito que fué silenciado por otro pene, en ese momento entre el dolor, la excitación, la pérdida de control, y los orgasmos no hice bien las cuentas...

Sentía una mezcla difícil de explicar, nunca antes había tenido sexo anal, no había sido acariciada por tanto tiempo, con tantas manos, lamida con tantas lenguas y no sabía qué sentir al respecto, todo fue un cúmulo de sensaciones, que al final me dejaron exhausta, pero satisfecha.

Cuando me quitaron la venda, me encontré unos ojos castaños profundos, brillantes, un torso bronceado y musculoso, una sonrisa seductora, en una boca que me decía: "hola, soy Xavier, mucho gusto"... y mis amigos a los lados solo sonrieron con malicia...


Registro

IBSN: Internet Blog Serial Number 02-10-1973-02

quieres actualizaciones en tu correo?